Ventana

SONO ONDA 99.7 FM Radio & TV

La Mejor Sintonía y la Mejor Cobertura de Manabí
Una Verdadera Radio Visual - Con más de 43 años al AIRE

Viuda de Pablo Escobar revela quién se quedó con la fortuna del narcotraficante

Viuda de Pablo Escobar revela quién se quedó con la fortuna del narcotraficante

Victoria Eugenia Henao es la viuda de “El Patrón”, Pablo Escobar, quien murió con varios saldos pendientes. Las deudas que tenía no eran económicas sino que se trataba más bien de venganzas por daños.

Según los cálculos de la revista Forbes, y de un perfil publicado en Vanity Fair en 1992, Pablo Escobar recaudaba mensualmente 100 millones de dólares.

 

Henao, confesó que, luego de la muerte de Pablo Escobar, los enemigos de el capo ( al menos 40 narcotraficantes) la citaron para ajustar cuentas y la obligaron a entregarles varias propiedades, incluso las que habían sido incautadas por el Estado.

La historia dramática de esta mujer está escrita en su libro Mi vida y mi cárcel con Pablo Escobar; allí detalla los cobros que le hicieron por la deuda de su difunto marido.

Según cuenta la mujer, el pago de esta suma aseguraría que no la mataran a ella ni a su familia. Los encargados de cobrar dicho dinero le exigían el pago como perdón a todo lo que habían gastado en la guerra con él y por los daños y perjuicios que este les causó con secuestros, asesinatos, daños a sus propiedades, entre otros.

Victoria relata como le tocó negociar con los principales capos del narcotráfico en Colombia, liderada por los jefes del cartel de Cali, los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, José ‘Chepe’ Santacruz y Hélmer ‘Pacho’ Herrera.

Ese proceso, cuenta, empezó en febrero de 1994 y duró, por lo menos, ocho meses, hasta que logró pagar el saldo total. Victoria Eugenia Henao añade que muchas de esas reuniones tuvieron como punto de encuentro las sedes del club América de Cali.

La viuda, en las páginas del libro detalla cómo fue conformado el grupo legal que la ayudó a saldar cuentas: siete abogados y dos asesores contables. De ese modo logró armar el listado de bienes con los que iba a pagar “todo lo que debía”.

Al final, consiguieron poner a disposición 62 bienes que había dejado Escobar, varios de ellos estaban incautados por el Gobierno.

“La reunión fue larga y tediosa, porque se dedicaron a escoger uno a uno los 62 bienes incluidos en la lista que llevé. Pero a diferencia de nuestro primer encuentro, me pareció otra buena señal que aceptaran recibir el 50 % de la deuda en bienes incautados y el restante porcentaje en propiedades listas para comercializar, eso sí, libres de apremios judiciales. Eso de apropiarse de bienes ‘emproblemados’ tenía una explicación: sus conexiones en las altas esferas del Estado les ayudarían a ‘lavar’ los bienes de Pablo, dejando por fuera a sus herederos. Lo que evidentemente sucedió”, escribió.

El portal de Infobae detalla cómo fueron divididas las propiedades y a que narcotraficantes fueron entregadas:

  • El jefe paramilitar Carlos Castaño, por exigencia de su hermano, Fidel Castaño, se quedó con un lote de nueve hectáreas ubicado en la mansión Montecasino. Los Castaño también se adueñaron de, al menos, una docena de lotes en lugares céntricos de Medellín, donde construyeron varios hoteles. Esos dos jefes paramilitares también se quedaron con dos pinturas de más de 3 millones de dólares.
  • Varios capos, de los que no dio los nombres, se repartieron un complejo de torres de apartamentos en El Poblado y una finca en los Llanos Orientales, que tenía pista de aterrizaje.
  • Al ‘Comandante Chaparro’ le entregó dos fincas, una con una pista de aterrizaje y otra al lado de un río, junto con esto, máquinas de la Hacienda Nápoles, entre ellas, una costosa motoniveladora y una planta eléctrica.
  • Leonidas Vargas le dijo a la viuda que su marido le debía un millón de dólares. Por eso, ella le dio un avión de Pablo Escobar, que la Fiscalía había ordenado devolverle a la familia del capo, tras estar confiscado durante 10 años. También le entregó unas avionetas y helicópteros, así como carros Jaguar, BMW y Mercedes Benz, motos de alto cilindraje, lanchas y jet ski, igualmente fueron parte de la negociación.
Pablo se enamoró de Victoria en 1973, cuando él tenía 24 y ella apenas 13 años. A esa edad, él ya estaba dedicado a negocios ilegales.

Escobar conocío a Henao porque es la hermana de uno de sus mejores amigos, Carlos Mario Henao Vallejos. Cuando ella cumplió 15, decidieron casarse. Once meses después nació Juan Pablo, el primero de sus dos hijos.El segundo, una niña llamada Manuela, llegaría en 1984. 

Fuente: El Universo

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Recientes