Ventana

SONO ONDA 99.7 FM Radio & TV

La Mejor Sintonía y la Mejor Cobertura de Manabí
Una Verdadera Radio Visual - Con más de 43 años al AIRE

Quito, su desarrollo se fortalecerá con el Metro, pero se pide una visión de ciudad para su futuro

Quito, su desarrollo se fortalecerá con el Metro, pero se pide una visión de ciudad para su futuro

El 6 de diciembre de 1534 Sebastián de Benalcázar ejecutó la fundación formal de la Villa de San Francisco de Quito. Posesionó a las autoridades nombradas por Diego de Almagro. Juan de Ampudia y Diego de Tapia eran los alcaldes.

 

Pedro de Puelles, Pedro de Añasco, Rodrigo Núñez, Juan de Padilla, Alonso Hernández, Diego Martín de Utreras, Juan de Espinosa y Melchor de Valdés eran los regidores.

Al mismo tiempo, el escribano que fue nombrado ad hoc para la ceremonia abrió un libro de registros, donde 204 españoles manifestaron su deseo de ser vecinos de la ciudad, de asentarse en San Francisco.

Así lo expuso Alfonso Ortiz Crespo, excronista de la ciudad, basado en documentos históricos, sobre el origen de la ciudad española de San Francisco de Quito.

Sitio estratégico

¿Cómo era? La abrupta topografía ayudaría a la defensa, las estribaciones del Pichincha y las lomas que rodean el sitio cumplirían el papel de murallas mientras que las profundas quebradas, formadas por el desagüe de las copiosas lluvias que caen sobre el Pichincha harían de fosos dando seguridad frente a cualquier ataque indígena, refirió el historiador.

La plaza mayor o como se la llama ahora la Plaza Grande era el corazón de la ciudad. Era el sitio de las fiestas, de las corridas de toros, del mercado, de las procesiones, de las ejecuciones.

No solo había que crear la plaza mayor sino plazas secundarias debido a que tenían una función de culto.

Las plazas de San Francisco o Santo Domingo se abren para que los indígenas recién evangelizados y bautizados puedan oír misa.

En 1535, la primera iglesia de Quito, Parroquia se derroca para hacer la Catedral. Luego La Merced, San Francisco, Santo Domingo.

Con el paso de los años, esas edificaciones adquirieron fama internacional. Hace 42 años, Quito se convirtió en una de las primeras ciudades del mundo en recibir el reconocimiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Según el Ministerio de Turismo tener el centro histórico más grande y mejor conservado de América Latina fue clave para que recibiera esta designación.

Se pueden admirar el Arco de la Reina, la Basílica del Voto Nacional, la capilla de El Robo, el monasterio de El Carmen Alto, la Catedral Metropolitana, el convento de San Diego o las iglesias de San Sebastián, San Agustín, La Compañía o teatros.

De acuerdo con proyecciones del libro Visión Quito 2040, para este 2020 habría 2’654.773 habitantes. En 2040 casi 3 millones y medio.

Quito se extendió a lo largo y a lo ancho llegando a tener una especie de ciudades satélites como Cumbayá o Tumbaco. Al norte destaca un centro financiero, pero su pujanza tuvo un obstáculo: el coronavirus.

La Cámara de Comercio de Quito (CCQ) estima que entre enero y septiembre las pérdidas en la capital superan los $8.300 millones.

Patricio Alarcón, presidente del gremio, tomando como referencia las cifras económicas considera a Quito como la más golpeada por la pandemia.

Por el COVID-19, sus fiestas en este 2020 se han realizado con prudencia y en su mayoría de forma virtual.

De acuerdo con el Archivo Metropolitano de Historia, la celebración fue idea de varios periodistas, el alcalde de la época Jaime del Castillo y una empresa licorera.

Se inició en 1960. En la calle La Ronda había serenatas. También bandas y orquestas. El 5 de diciembre, los festejos en barrios iban hasta las primeras horas del siguiente día.

¿Cómo será? El urbanista Fernando Carrión considera que el principal reto para el próximo año es construir un proyecto de ciudad y tener una visión de futuro.

“No hay planificación. No se sabe por dónde queremos que vaya la ciudad. Eso se expresa también, por ejemplo, en una crisis muy fuerte del modelo de gestión (…) hace que la administración sea engorrosa y sea muy compleja”, adujo.

Con ansias se espera que en 2021, el Metro, la obra más importante de los últimos años con un costo que supera los $ 2.000 millones, preste servicio por debajo de la ciudad.

Édison Yánez, gerente del Metro de Quito, indicó que hay un avance del 98%. Aún se debe definir al operador del sistema. 

Fuente: El Universo

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Recientes