Ventana

SONO ONDA 99.7 FM Radio & TV

La Mejor Sintonía y la Mejor Cobertura de Manabí
Una Verdadera Radio Visual - Con más de 43 años al AIRE

Salud: ¿Qué tipos de halitosis existen? Conocer el origen del mal aliento permite encontrar el tratamiento adecuado

Salud: ¿Qué tipos de halitosis existen? Conocer el origen del mal aliento permite encontrar el tratamiento adecuado

El mal aliento afecta a muchas personas ocasionando incomodidad, algo que incluso podría generar problemas sociales.

La mayoría de las veces está originada por problemas bucales o de la garganta, según la literatura de salud. No obstante, una persona puede poseer una halitosis verdadera fisiológica o patológica, o bien sufrir de pseudohalitosis, que podrían originarse en otras zonas del cuerpo, recoge un artículo del portal Red de Noticias.

 

Aquí los tipos de halitosis:

Halitosis verdadera

La halitosis verdadera está determinada por la presencia de un aliento desagradable, cuya intensidad sobrepasa los límites socialmente aceptables, por lo tanto resulta perceptible para los demás. Se subclasifica en halitosis fisiológica y halitosis patológica, según el portal Acta Odontológica.

Fisiológica

Esta halitosis se la puede considerar como natural, pues ocurre cuando los mecanismos de autolimpieza de la boca, como el flujo salival y los movimientos de la lengua y los carrillos, cesan durante el sueño. Este tipo de halitosis tiende a desaparecer pronto, se añade.

Halitosis patológica

El mal aliento puede ser persistente en algunos individuos, se indica en el artículo odontológico, como resultado de la presencia de enfermedades o procesos patológicos. En estos casos se considera que la halitosis es patológica. Esta condición, a su vez, se clasifica en halitosis patológica de origen bucal y halitosis patológica de origen extrabucal, es decir, en otra parte del cuerpo que no sea la boca.

El portal epssura.com refiere que este tipo de halitosis puede estar asociada a “situaciones concretas o a problemas sistémicos como caries dental, inflamación de las encías, sequedad crónica de la boca; infecciones del tracto respiratorio; sinusitis o bronquitis crónica; diabetes; problemas gastrointestinales, del hígado o del páncreas o debido a la utilización de alguna medicación”.

Los especialistas recomiendan acudir donde un odontólogo si se percibe un mal aliente para tratar el problema o confirmar si es un problema bucal o no.

Fuente: El Universo

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Recientes